recamara-feng-shui

Utiliza el Feng Shui para la decoración de tu recámara

El Feng Shui es un arte milenario que considera también la orientación de los objetos y la aplicación de este arte en la recámara es de vital importancia ya que es el lugar en donde nos cargamos de energía para empezar cada día.

Por un lado toma la simbología del I ching (o ‘libro de los cambios’). Por otro, incorpora los cinco elementos (wu xing).

 

El feng shui considera cuidadosamente las orientaciones, ya que de cada punto cardinal emana una energía determinada. La interpretación de estas energías se basa primariamente en el símbolo llamado ba-gua (ocho trigramas).

 

La posición de la cama es esencial y debe seguir los siguientes criterios:

  • La cabecera de la cama debe apoyarse sobre la pared más alejada de la puerta y la cama no debe estar en línea recta con la puerta.
  • La cama debe tener respaldo, el respaldo de la cama simboliza el respaldo y la seguridad en la vida.
  • No debería haber ventanas o espejos detrás de la cama, ya que pueden debilitar la sensación de respaldo. Si hay una ventana colócale cortinas bien pesadas, si hay un espejo, muévelo a otro lugar.
  • Tampoco debería haber nichos o estanterías sobre la cabecera, ni cuadros con marcos muy pesados.
  • Es preferible que no haya nada colgando sobre la cama. Si esto fuera inevitable, procurar siempre que se trate de cosas livianas, Ej.: lámparas de papel u otros materiales livianos. En lo posible, evita los ventiladores de techo sobre la cama.
  • Una regla clásica del Feng Shui dice que no debe haber más de un espejo en el dormitorio y que uno no debe verse desde la cama mientras está acostado. Es buena idea atenerse a esta regla.
  • Al mudarse, cambiar de pareja o iniciar un trabajo nuevo es ideal cambiar de cama o al menos cambiar la ropa de cama.
  • Es muy importante lo que se pone sobre la mesita de luz : se deben disponer objetos (fotos, recuerdos) que ayuden a mantener un estado de ánimo óptimo. Evita tener cualquier cosa relacionada con tu trabajo o con obligaciones incumplidas (por ejemplo: facturas pendientes).
  • Reduce al mínimo indispensable el número de aparatos electrónicos en el dormitorio, especialmente en las mesas de noche. Si es posible, evita los teléfonos inalámbricos pues emiten ondas electromagnéticas de bastante intensidad..
  • Si hay un baño contiguo al dormitorio, la cabecera de la cama no debería apoyarse sobre la pared que da al baño. Si no queda más remedio que sea así, reviste la pared del lado del dormitorio con corcho o tela.

 

Suscribete usando la forma de contacto y recibe en tu correo el manual de decoración Feng Shui.

Además recibe mensualmente noticias, tips, consejos de decoración, propiedades y ofertas destacadas.

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Autorizo Suscripción

Aviso de Privacidad

Autor: lagu1051



/ lagu1051

Pasión:

Se apasionado y Determinado. Busca y regala alegría.